Digamos “no sé”

La declaración de ignorancia

No sé

Decir no sé, parece ser que no tiene tanta fuerza, sin embargo ¿cuántas veces presumimos saber de algo, cuando somos realmente ignorantes de ello? Uno de los problemas cruciales del aprendizaje y muy frecuente de hecho, es que no reconocemos que no sabemos que no sabemos. De esta manera cerramos las puertas a la posibilidad de aprender algo nuevo. Aceptar y reconocer el no saber brinda la posibilidad, como declaración, de crear un nuevo mundo para uno mismo, dándose la posibilidad de aprender cosas nuevas. La declaración del NO SÉ, es el primer eslabón en la cadena del aprendizaje, es esa apertura a través de la declaración del NO SÉ, damos paso a las fuerzas motrices componentes imprescindibles en el procesos de transformación personal y de la crearnos a nosotros mismos.

No sé- El Pensador

Decir ‘no sé’ puede reforzar tu liderazgo

Es de humanos errar, reza el dicho, pero ¿qué tan permitido está para los líderes y directivos de una organización?

La humildad es la mejor virtud que puede tener un líder.

¿Alguna vez has estado en una reunión o junta empresarial y tus colaboradores o equipo de trabajo preguntan o dicen algo de lo que no tenés idea? Para muchos, esta situación podría parecer vergonzosa. ¿Cómo es que un directivo no sabe lo que su equipo de trabajo dice? Para eso es el jefe, se pensaría. Sin embargo, ésto ocurre más seguido de lo que podés pensar y hasta puede ser provechoso.

Con las nuevas aperturas en RRHH y las grandes exigencias del mercado, la diversidad y el desarrollo en el personal es cada vez mayor. Ésto no sólo involucra mayor preparación de los directivos, sino mayor conocimiento por parte de los colaboradores del equipo, dejando en claro que todos pueden opinar y que no sólo uno tiene la solución. Pero, ¿qué tan bueno o malo es para un líder equivocarse o no saberlo todo?

“Si bien es cierto que ‘es de humanos errar’, hay que estar conscientes de que un buen líder: ni todo lo sabe ni todo lo hace bien. La humildad es una capacidad que los líderes actuales deben tener (…) ésta no sólo involucra la capacidad de reconocer las fortalezas y debilidades, también implica reconocer qué sabes y que no”. Así que a pesar de lo que se puede pensar, decir “no sé” o reconocer el error, ayuda a reforzar el liderazgo con los equipos de trabajo. Y de acuerdo con el experto, este reconocimiento detona en los equipos de trabajo, distintos factores:

• Respeto
• Afecto
• Comodidad
• Confianza
• Comunicación
• Desarrollo
• Reconocimiento

No sé 2

Aceptar que se carece de conocimiento es una gran oportunidad para aprender con los integrantes del equipo. ¡No hay nada de qué avergonzarse! Ellos comprenderán y encontrarán una mejor respuesta, tenlo por seguro.

Paso 1. Aceptá que no sos perfecto

Es bueno e ideal pensar de manera positiva en cada acción que se tiene y tener la seguridad que puedes hacerlo. Sin embargo, ir con la idea de un posible fracaso puede ayudar a crear un estado de tranquilidad y desestrés cuando llegue a suceder. Recordá, no es estar predestinado a un error, es saber que existe la posibilidad.

Paso 2. Revisá lo que estuvo mal

Asegurate de aprender sobre el tema, evita que vuelva a suceder por un tema en específico. Estudiá, actualizate y aprendé.

Paso 3. Aprendé de tus errores

Nadie es perfecto y ésto nos ayuda a saber que podemos ser vulnerables en cualquier momento. Reconocer tu error y aprendé de ello.

Paso 4. Escuchá y no dejes que te afecte

Una vez que hayas abierto el diálogo con tu equipo de trabajo, escucha sus puntos de vista, respuestas e ideas; asegúrate de exprimir su conocimiento de manera positiva y deja a un lado  la creencia de que el jefe debe saberlo todo.

 

VJ

Deja un comentario