Digamos “te quiero”

La declaración del amor

Sin entrar en detalles de qué es el amor, el acto declarativo del decir Te Amo o Te quiero, es participar en la construcción de la relación con el otro, y forma parte de la construcción de un mundo compartido. “Los seres humanos, en un sentido estricto surgimos del amor… (…) dependemos del amor y nos enfermamos cuando éste nos es negado en cualquier momento de la vida” (Humberto Maturana, 1990).

una-declaracion-de-matrimonio-poco-comun

 

Fue con Platón que el amor tuvo un significado tan central y complejo que lo llevó a describir, clasificar y referirse a él en todas sus obras.

En “Leyes”, Platón dice que puede haber tres clases de amor: el del cuerpo, el del alma y la mezcla de ambos; y que en general el amor puede ser legítimo o bueno e ilegítimo o malo.

El amor malo no es el del cuerpo sino el que se siente cuando no importa el alma ni la luz que producen las ideas en el cuerpo.

El cuerpo debe amar con el alma. El amante puede ver en el cuerpo el reflejo del alma de su amado, valores que no pueden ver los que no aman.

El amor para Platón siempre es amor a algo y es un fluctuar entre el tener y el no tener.

El amante aspira hacia lo amado y el acto de amor engendra en la belleza.

El amor a las cosas o a las personas singulares es un reflejo del amor a la belleza absoluta, o sea a la idea en sí de lo bello (Banquete)

El amor verdadero y puro permite que el alma pueda contemplar lo ideal y eterno.

Amor

 

Para Sigmund Freud, el amor es el instinto de vida(eros), las pulsiones de conservación y sexuales que se oponen al instinto de muerte (tánatos), pulsiones de destrucción, la tendencia a regresar al estado inorgánico e inanimado.

Para Ortega y Gasset el amor hacia alguien en particular nace de lo más profundo de la personalidad anímica, es la preferencia más íntima y arcana que forma parte del carácter individual.

Amor 2

 

“Un grupo de profesionales le planteó la siguiente pregunta a un grupo de niños de entre 4 a 8 años: “¿Qué significa para ti el amor?” Las respuestas fueron mucho más profundas (y divertidas) de lo que habrías previsto:

Danny, 7 años

“El amor es cuando mi mamá le hace un café a mi papá y lo prueba antes de dárselo, para asegurarse de que el sabor está bien”.

Emily, 8 años

“El amor es cuando te besas todo el tiempo. Luego te cansas de besar pero igual quieres estar con la otra persona y entonces conversan más. Mi mamá y mi papá son así. Se ven horribles cuando se besan”.

Noelle, 7 años

“El amor es cuando le dices a un niño que te gusta su camiseta y luego él la usa todos los días“.

Deja un comentario