Las Auditorías en las Pymes Unipersonales

La Auditoría es una herramienta de Control, que puede ser interna o externa.

Auditorias

El error más frecuente ( y peligroso), que me toca presenciar a diario, desde mi lugar de trabajo, es el sostenido por la gran mayoría de los dueños de pequeñas pymes, que, por saberse pequeños, creen que “lo de la Auditoría” es para empresas grandes…

Nada más lejos de la realidad.

Los informes que arroja una Auditoria seguramente pagarán holgadamente, el costo de ella.

Por qué sostengo “Nada más lejos de la realidad. ” ?  Porque es justamente el Propietario Unipersonal de una empresa pequeña, quien necesita más ayuda que nadie.

Clases:

Como dijera más arriba, hay dos clases de Auditorías: Internas y Externas.

Las primeras son utilizadas por las grandes empresas, y consisten en activar un proceso de control, en todas las áreas, que ya tienen inclusive, modelizado.

Pero a la que me voy a dedicar, es a la Auditoría Externa, ya que es ésta, la de gran utilidad para nuestro empresario, dueño de una empresa pequeña, pyme, y unipersonal.

Se la llama Externa, ya que debe contratarse los servicios de un profesional que no trabaja en relación de dependencia en la empresa en cuestión. Aunque es una tarea de Contadores, no todos ellos se dedican a la Auditoría.  Esta contratación externa, nos asegurará, entre otras cosas, la objetividad, ya que proviene de un profesional independiente .

Finalidad:

La finalidad de una Auditoría puede ser correctiva o no correctiva

Es correctiva cuando el empresario ha detectado que hay algún problema en la actividad  diaria de sus Colaboradores y necesita:

a) Corroborar y

b) Corregir

En cambio, es no correctiva, cuando simplemente está necesitado de información completa y confiable.

En las Auditorías Externas contratadas por Pymes Unipersonales, lo más común es que se busque ambos fines: Revisar, controlar e informar.

Auditorias 2

Tipos:

Para ayudar a desmitificar este tema, quiero contarles que, esta práctica remonta a tiempos muy antiguos. Siempre fueron necesarios.  Y cuando utilizo la palabra “desmitificar”, no lo hago azarosamente. Auditar se asocia con una idea negativa: significa atrapar al ladrón.  Y la verdad es que estamos lejísimos de ese lugar.

Existen auditorías médicas, de ingeniería, judiciales, de estados contables, y de gestión empresarial. Esta última es la que nos ocupa hoy.

Si yo soy el dueño de una metalúrgica, con cuatro empleados, me toca:

  • Conseguir negocios (ventas)
  • Comprar los insumos
  • Ponerle el precio de lo que estás por vender ( contabilidad de costos???)
  • Dejar las directivas de cómo hacer los trabajos ( a mis empleados)
  • Atender a los proveedores que me vienen a cobrar
  • Correr al banco a cubrir el cheque que entró antes de los previsto
  • Pagar los sueldos y arremangarme la camisa para terminar el trabajo del empleado que faltó
  • Y llegar a casa y escuchar los gritos de tu esposa porque el pibe trajo amonestaciones

O sea, todo.

Pero contratando un Auditor, aunque sea esporádicamente, sabrás:

Si la administrativa atiende cortésmente el teléfono cuando llama un cliente; si los empleados son productivos, si no hay faltante de insumos; si tus cálculos del precio de venta están bien hechos; si la demora en la cobranza no te produce gastos financieros que no estás contemplando; cuál es el trabajo que te da pérdida; cuál es el empleado que no está comprometido con la empresa; cuántos clientes tenés; cuántos trabajos haces por mes; cuál es tu mejor cliente; qué mecanismos de marketing podes realizar para mejorar tus ventas; qué decisiones tomar en tiempos de crisis….   puedo seguir hasta pasado mañana. Pero creo que ya bajé la idea.

Dependiendo de la envergadura de la Auditoría que quieras, entre una semana y un mes, es un tiempo razonable para entregarte un informe escrito, para saber dónde estás parado y adónde hay que mejorar.  Normalmente, los costos de este informe no son altos, y fundamentalmente, lo más importante, es que los resultados informados van a recuperar ese precio.

Test para saber si necesitas un Auditor:

Si sos capaz de responder tres preguntas en un minuto, NO necesitas un Auditor y además,  te ganaste un pavo al horno para el próximo domingo:

  1. Cuántos clientes tenés?
  2. Quién es tu mejor cliente?
  3. Cuánto ganas por mes?

Condiciones a respetar:

  1. No vale un aproximado. Dame la cantidad exacta de clientes
  2. Al que más le facturas por mes, no . Tu mejor cliente es con quien más ganas. Que no es para nadaaaaaa lo mismo
  3. Cifra exacta, por favor.

Viviana Jolivet

Deja un comentario